Justicia española juzga a Marruecos

Pablo Ruz, juez de la Audiencia Nacional, mandó procesar en 2015 a once dirigentes marroquíes involucrados en la muerte de ciudadanos saharauis en 1976 por un delito de genocidio en concurso con detención ilegal, torturas, asesinato y desaparición forzada. Puso a siete de ellos en situación de busca y captura.

Indicaba como “hecho fundamental” el descubrimiento en Amgala de una fosa común donde aparecieron 8 cadáveres que «han sido plenamente identificados por el ADN»; así como los testimonios de varios testigos que «incriminan» a los procesados.

Para ampliar información sobre este hecho puedes hacerlo aquí