Madagascar, horas después de proclamarse la República Árabe Saharaui Democrática (RASD) reconoce al nuevo país convirtiéndose así en el primer estado en reconocer a la RASD