La invasión de Ceuta da la razón al pueblo saharaui, por Salamu Hamudi Bachri

La invasión de Ceuta da la razón al pueblo saharaui

A finales de julio de 2019 tres políticos españoles coincidieron al unísono en  sendos artículos periodísticos, en elogiar de forma desmesurada la figura del Rey  de Marruecos, Mohamed VI. Zapatero, Rajoy y Moratinos, coincidiendo con el 20  aniversario de la entronización del monarca alauí, se desahogaron en una retahíla  de adjetivos rimbombantes, que dan al lector la sensación de que la panacea de todos los malos de Marruecos (y son muchos) es el reinado del vástago de Hassan II.  

Resulta que dos años después, la cruda verdad emergió sobre esos calificativos y convirtió todos los halagos en papel mojado. Paradoja de la vida. Mohamed VI  había estado engañando al mundo, o el mundo se dejaba engañar por la gallardía del joven monarca y la cruel realidad confirmó lo innegable: Mohamed VI es el  mismísimo mal de Marruecos. Lejos de modernizar, democratizar, estabilizar,  progresar… el Rey de los pobres, como se le llegó a calificar, ha transformado su  país en una ruina total: pobreza, retraso, marginación, nepotismo, clientelismo…y lo peor de todo: una nación sin futuro.

El reflejo de ese cataclismo político y  social fue impreso inequívocamente el pasado martes 18 de mayo con la llegada  de más de ocho mil marroquíes a las costas de la ciudad española de Ceuta.  Bebés, menores, mujeres, jóvenes, optaron por un suicidio colectivo; por el mar; por lo desconocido; huyendo de un país que los tres políticos españoles describían  como un “referente en modernización y democracia”.

Mohamed VI percibe a sus súbditos como andrajos humanos sin almas, sin dignidad, sin valor y sin patria.  Porque aunque nos quieran confundir, toda decisión que se toma en Marruecos, es  patrimonio exclusivo del monarca. Los demás son ejecutores. De ahí que sobre esta  tragedia humana no hubo ni un ápice de crítica interna. Mutismo total en las casi decenas de partidos políticos, y lo mismo se aplica a los movimientos sindicales, y a  la prensa.  

Lo incomprensible y penoso llega cuando algunos, por omisión o connivencia, nos  intentan convencer de un Marruecos moderno, cosmopolita y abierto, y en ese momento, echan en falta al pueblo saharaui, acusándole de no aceptar propuestas  “acorde” a los parámetros de este siglo, afeándoles su compromiso y su determinación por querer crear un estado libre y soberano fuera de la órbita de un vecino “aliado, fiable y serio”. El último, pero no el único, de esos predicadores que  saltan a la palestra en aguas revueltas, ha sido el ex ministro de Asuntos Exteriores  de España, José Manuel García-Margallo, que en una entrevista con el diario español El Mundo, quiso hacer un trabalenguas con las cifras de censados  saharauis para un referéndum de autodeterminación, dejando entrever que eso  imposibilita la consulta, o que las aspiraciones del pueblo saharaui son algo  obsoletas.  

Analistas, políticos y medios de comunicación (léase ABC, La Razón, entre otros), que como Margallo, han sucumbido a los cantos de sirena de Marruecos,  olvidan que un futuro Estado saharaui independiente y soberano es una solución viable y fiable. Un muro franqueable y de contención al constante chantaje y  provocación del vecino del sur. Tanto es así, que los más expertos y los más  prestigiosos think tanks en el tema así lo avalan.  

Es más, grandes dirigentes que han pilotado durante décadas el destino de los Estado Unidos, y por ende, el mundial, reconocen sin tapujos que mientras no se resuelva el conflicto saharaui, no habrá paz ni estabilidad, ya sea en el norte de África, en el Sahel, o incluso en Europa. Hablo por ejemplo de James Baker  (ex secretario de Estado de los Estados Unidos); John Bolton (ex asesor de  Seguridad Nacional de EEUU); el senador James Inhofe; o el propio ex enviado de la  ONU para el Sahara Occidental, Christopher Ross, que reconocen abiertamente que el Estado saharaui tiene todos los ingredientes para tener éxito como Estado independiente. Si los expertos hablan, que algo sabrán al menos, los necios han de abstenerse de propagar y defender la ilegalidad internacional y la sinrazón.  

Cuando pase la actual tormenta, que me temo que tardará, el pueblo saharaui  seguirá ahí, como ha estado siempre, dando la mejilla por la dignidad, aguantando la injusticia y el ímpetu de la brutalidad del régimen marroquí. Flaco favor hacen esos que a los cuatro vientos siguen insistiendo que Marruecos, con la actual  cúpula autocrática, es una apuesta segura y que torpemente desean invertir el trascurso del pasado de la historia, haciéndonos ver que los saharauis, y sus  líderes, son ahora los verdugos, y que los propios criminales marroquíes son las  víctimas. Humilde es el pueblo saharaui, y el tiempo pondrá a cada uno en su sitio. Los saharauis nunca temimos a la guerra, a los bombardeos, a las violaciones de  derechos humanos e incluso al genocidio. Y toda esa pantomima mediática y  judicial pronto quedará en agua de borrajas.  

Y desde luego, desengáñese, a estas alturas de nuestra lucha como pueblo no vamos a defraudar la historia, por mucho que Zapatero, Rajoy, Moratinos, García Margallo, ABC, La Razón, El País, etc…, edulcoran un régimen chantajista, y un  monarca desalmado, lejos de asumir y reconocer que Marruecos es el culpable,  porque España es responsable. 

*Salamu Hamudi Bachri, es periodista saharaui. 

Resumen
La invasión de Ceuta da la razón al pueblo saharaui, por Salamu Hamudi Bachri
Título
La invasión de Ceuta da la razón al pueblo saharaui, por Salamu Hamudi Bachri
Descripción
Y desde luego, desengáñese, a estas alturas de nuestra lucha como pueblo no  vamos a defraudar la historia, por mucho que Zapatero, Rajoy, Moratinos, García Margallo, ABC, La Razón, El País, etc.… edulcoran un régimen chantajista, y un  monarca desalmado, lejos de asumir y reconocer que Marruecos es el culpable,  porque España es responsable. 
Autor
Publicado por
Una mirada al Sahara Occidental
Logo

¿Nos ayudas a difundir el artículo?

¿Quieres suscribirte a nuestra lista de correo?

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Scroll Up Ir al contenido