Basiri

Foto de Basiri

Actualizado el lunes, 30 marzo, 2020

En un intento de calmar las reivindicaciones saharauis para conseguir su independencia, en mayo de 1970 el gobierno espa√Īol crea la Yema√°¬† o Asamblea General del Sahara, conformada con personas adictas al r√©gimen. Espa√Īa esperaba que fuera una voz √ļnica entre todas las yema√°s que exist√≠an en las diferentes tribus y facciones saharauis.¬†

Por m√°s que el gobierno de la dictadura pretendiera que el Sahara espa√Īol fuera una provincia como los dem√°s, la realidad era bien distinta. Los trabajadores saharauis cobraban menos dinero que los europeos en las empresas ubicadas en el Sahara. El porcentaje de estudiantes saharauis en las escuelas e institutos del Sahara era m√≠nimo comparado con los estudiantes europeos. No hab√≠a ni m√©dicos, ni titulados universitarios saharauis, y los militares que estaban en el ej√©rcito espa√Īol nunca llegaban a ser oficiales.¬†

La Yemaá era un instrumento del gobierno para legitimar su propuestas de no descolonización del territorio ante las Naciones Unidas. La acusaron de estar al servicio de la metrópoli y de obtener beneficios y prebendas por su complicidad con el régimen.

Con este caldo de cultivo comienza a organizarse un movimiento independentista saharaui, encabezado por Mohamed Sidi Brahim Basir, conocido popularmente como Basiri, que se enfrenta tanto a la dominaci√≥n colonialista espa√Īola como al discurso anexionista marroqu√≠.

Basiri, naci√≥ en 1942 en Tan-Tan (Cabo Juby, provincia de Tarfaya) cuando formaba parte del protectorado espa√Īol. Estudi√≥ periodismo en la Universidad de El Cairo (Egipto) y ampli√≥ sus estudios en Damasco (Siria).¬†

De regreso a Marruecos, en Casablanca trabaja como periodista en el peri√≥dico ‚ÄúAl-Shihab o Al-Choumoue‚ÄĚ (‚ÄúLa Antorcha‚ÄĚ), en sus art√≠culos reflejaba sus opiniones en contra de las ambiciones de Marruecos sobre el Sahara espa√Īol, lo cual le provocaba problemas con la autoridades marroqu√≠es.

Escribió artículos donde decía que el Sahara no era marroquí y que solo le pertenencia a los saharauis.

‚ÄúEl Sahara nunca ha sido marroqu√≠, el reino de Marruecos no podr√° justificar que el Sahara haya formado parte del citado reino alauita. A lo largo de la Historia Marruecos nunca envi√≥ ning√ļn Gobernador marroqu√≠ al Sahara Occidental ni tampoco los saharauis han rendido pleites√≠a a ning√ļn monarca marroqu√≠ y solo exist√≠an lazos de tipo comercial entre los comerciantes saharauis y marroqu√≠es o religi√≥n del Islam, la cual confiesan ambos pueblos¬Ľ.

En mayo de 1967 huye al Sahara

Sus opiniones reflejaban no s√≥lo que el Sahara nunca hab√≠a pertenecido a Marruecos sino que tampoco quer√≠an seguir siendo espa√Īoles. Propon√≠a una salida negociada con espa√Īa hacia la independencia pero tampoco se fiaba de que Espa√Īa fuera a cumplir el mandato de la ONU para que descolonizara el territorio.

El recelo que Basiri sent√≠a hacia¬† los espa√Īoles estaba m√°s que fundado. Comprob√≥ c√≥mo¬† Cabo Judy, lugar donde hab√≠a nacido y que era un protectorado espa√Īol, se entreg√≥ a Marruecos en 1958 sin consultar con los habitantes del territorio. No le quedaban dudas de que Espa√Īa har√≠a lo propio con el territorio del Sahara espa√Īol.

Comprob√≥ que Ifni fue una provincia espa√Īola hasta el 30 de junio de 1969, fecha en la que tras un asedio se produjo la cesi√≥n al Reino de Marruecos. ¬ŅAcaso el Sahara iba a ser diferente a Cabo Juby o a Ifni?

Basiri no se equivocó.

mapa de colonias y protectorados espa√Īoles

Movimiento de Vanguardia para la liberación del Sahara (MVLS)

En diciembre de 1969 nac√≠a el Movimiento de Vanguardia para la Liberaci√≥n del Sahara < Harakat Tahrir en √°rabe> (MVLS), en otros textos como Organizaci√≥n Avanzada para la Liberaci√≥n del Sahara (OALS), antecesor inmediato del Frente Polisario cuyo objetivo, era conseguir la independencia del Sahara Occidental pero con un acuerdo con el Gobierno espa√Īol tal y como reflejaba en su ‚ÄúCarta abierta del pueblo saharaui a su Excelencia el Gobernador General‚ÄĚ en enero de 1969.¬†

¬†‚ÄúQueremos advertir a V.E., a su respetado Gobierno y especialmente al caro y querido Jefe, S.E. el General Franco, de cuanto deseamos, queremos y nos esforzamos en llegar a conseguir con toda rapidez o lentamente, pero sin pausa, para formarnos a nosotros mismos, como se han formado otras naciones con anterioridad a nosotros y como se formar√°n despu√©s de nosotros‚ÄĚ.

‚ÄúSolicitamos tambi√©n del Gobierno espa√Īol que en su d√≠a y de com√ļn acuerdo con el pueblo saharaui, se nos conceda el regirnos por nosotros mismos. Haci√©ndolo de una forma escalonada igual que hace el padre con su hijo hasta su mayor√≠a de edad‚ÄĚ.

Solicit√≥ que Espa√Īa trasladara su carta a la ONU con la finalidad de que se les apoyara en sus anhelos de independencia.

‚ÄúInteresamos de V.E., Sr. Gobernador, d√© su aprobaci√≥n a lo expuesto y pida a su excelente Gobierno eleva esta nuestra √ļltima petici√≥n a la O.N.U. en especial, y a todas las naciones amantes de ayudar a los pueblos alejados. A ellas les pedimos nos apoyen y ayuden en nuestro problema, junto a vosotros, que nos defiendan, nos protejan y nos proporcionan toda clase de ayuda, en uni√≥n vuestra tambi√©n, siempre tendentes a preservar nuestra dignidad, nuestra soberan√≠a y nuestra libertad, como pueblo que tiene existencia, costumbres, h√°bitos y tradiciones dentro del g√©nero humano‚ÄĚ.

La carta no tendr√≠a ning√ļn √©xito, ni se le escuch√≥ en audiencia ni se tomaron en cuenta las valoraciones nacionalistas del MVLS.

En 1970 el MVLS va tomando fuerza como movimiento clandestino y se convierte en un referente para muchos saharauis con anhelos de conseguir la independencia. Se estima que llego a tener entre 4000 y 7000 afiliados.

En junio de 1970 las autoridades espa√Īolas fueron informadas por un confidente de la existencia del MVLS que reivindicaba la independencia del Sahara. Aunque ya en un informe de ese mismo a√Īo, el gobierno espa√Īol, vaticinaba el peligro nacionalista saharaui y se apresuraba a sugerir el nacimiento de un partido pol√≠tico que hiciera competencia al MVLS-OALS.

“Finalmente trataremos de otra solución que estimamos podría ser un remedio, no solo para las circunstancias actuales, sino para otras que se plantearán necesariamente en el futuro.

Consiste éste en la creación de un nuevo partido. Naturalmente no sería el Gobierno el que lo formaría. Estaría organizado por nativos que elevarían a S.E. el Gobernador una petición solicitando su autorización y el reconocimiento por el Gobierno.

Los estatutos y el programa de este partido serían confeccionados por nuestro Gobierno, quien le marcaría las directrices a seguir en todo momento.

Creemos que un partido de esta clase, bien organizado, ser√≠a un instrumento de un valor incalculable para nuestro Gobierno, que contar√≠a con un medio no oficial para influir sobre la poblaci√≥n nativa y, en este caso concreto, con un medio extraordinario para eliminar al partido clandestino‚ÄĚ.

El grito de Zemla

17/06/70 El grito de Zemla

El 17 de junio de 1970, Espa√Īa organiza¬† una manifestaci√≥n de apoyo a su inamovilidad. Se celebr√≥ en El Aai√ļn y acudieron miles de hombres y mujeres vestidos con melhfas y darr√°as; hubo tambi√©n desfiles de tropas de gala.¬†¬†

Dicha manifestaci√≥n, era contrarrestada por otra de car√°cter festivo mucho m√°s numerosa en el barrio de Zemla (Jatarrambla), haciendo por primera vez su aparici√≥n el movimiento liderado por Basiri, y en la que los asistentes comenzaron a entonar cantos patri√≥ticos y consignas a favor de la autodeterminaci√≥n. Multitud de j√≥venes venidos de todo el Sahara recorr√≠an la ciudad con pancartas en las que pod√≠a leerse: ¬ęEl Sahara para los saharauis¬ę. Ped√≠an adem√°s¬† la presencia del Gobernador para entregarle un comunicado.

El Gobernador General del Sahara, el General P√©rez de Lema, se person√≥ en Jatarrambla para persuadir e invitar a los concentrados a sumarse a la manifestaci√≥n que se estaba produciendo en el centro de El Aai√ļn para as√≠ respaldar la postura espa√Īola en el √°mbito internacional.

Los manifestantes exigieron para aceptar la invitaci√≥n, una serie de medidas tales como la destituci√≥n de muchas autoridades espa√Īolas y saharauis a las que culpaban de la situaci√≥n del pueblo saharaui.

Al no ser escuchadas satisfactoriamente sus reivindicaciones se negaron a aceptar la invitaci√≥n del Gobernador General, y la manifestaci√≥n se torn√≥ en gritos antiespa√Īoles y nacionalistas saharauis.

Quisieron avanzar hasta la sede del Gobierno General, produciéndose en el camino  destrozos e insultos a las autoridades, además de agresiones a algunos chiujs. 

La Polic√≠a Territorial ten√≠a orden de evitar que los manifestantes llegaran al centro de El Aai√ļn, esto gener√≥ enfrentamientos con lanzamientos de piedras.¬†

Ante la imposibilidad de la Polic√≠a de detener la manifestaci√≥n se decide enviar al III de la Legi√≥n ‚ÄúJuan de Austria‚ÄĚ.¬† As√≠ lo indicaba un informe del Delegado Gubernativo enviado a Madrid en octubre de 1970:

¬†‚ÄúQueda por citar un punto que ha sido motivo de comentario desfavorable por parte de muchos. ¬ŅPor qu√© subi√≥ el Tercio? ¬ŅEra impotente la Polic√≠a Territorial para deshacer la manifestaci√≥n con sus medios?‚ÄĚ.

‚ÄúCon los manifestantes se emplearon progresiva y sucesivamente todos los m√©todos de disuasi√≥n posibles para que abandonaran su idea fija de manifestarse en el caso de la poblaci√≥n. Primero el di√°logo, durante toda la ma√Īana y luego por la tarde la presencia de las Fuerzas de la Polic√≠a que primero actuaron sin disparar ni al aire y que por √ļltimo tuvieron que hacer fuego produciendo tres heridos entre los manifestantes. En estas circunstancias el parapetar a los Agentes y ordenar hacer fuego sobre los nativos habr√≠a sido la causa de producir cientos de heridos para conseguir el mismo fin que se consigui√≥ con la subida del Tercio, el que se disolviera la manifestaci√≥n. La subida de los Legionarios fue simplemente para intimidar y demostrar que se estaba dispuesto a hacer uso de todos los medios para mantener el principio de Autoridad pero buscando el producir el menor n√ļmero posible de v√≠ctimas‚ÄĚ.

Detención de Basiri

Basiri detenido

Días más tarde y para proteger a su líder, varios dirigentes intentaron que Basiri escapara a Mauritania para evitar que fuese detenido.

Cuenta Tom√°s B√°rbulo en su libro ‚ÄúLa Historia prohibida del Sahara espa√Īol‚ÄĚ que Basiri se neg√≥ a huir a Mauritania diciendo que ¬ęNadie podr√° decir que soy un aventurero que ha llevado a la gente a la muerte y luego ha desaparecido‚ÄĚ. Se sigue mencionando en el magn√≠fico libro que a las tres de la madrugada, una patrulla de la Polic√≠a Territorial detuvo a Basiri.

Basiri fue detenido en una celda individual en la c√°rcel provincial de El Aai√ļn la misma noche de los incidentes. Hasta ahora se sigue ignorando su paradero.

Muchas son las teor√≠as sobre su desaparici√≥n, la oficial es que tras su detenci√≥n fue llevado a la frontera y expulsado a Marruecos; otra, que fue fusilado a las afueras de El Aai√ļn; y otra que un grupo de oficiales obedeciendo √≥rdenes lo asesinara.

Mohamed Sidi Brahim Basir (Basiri),  es el primer gran mártir del movimiento de liberación saharaui. Su movimiento es el precursor del Frente Polisario

 

Resumen
Basiri
Título
Basiri
Descripción
En este articulo encontraremos información sobre Basiri, detalles sobre su vida, y el porqué del nacimiento del Movimiento de Vanguardia para la Liberación del Sahara.
Autor
Publicado por
saharaoccidental. es
Logo

¬ŅNos ayudas a difundir el art√≠culo?

¬ŅQuieres suscribirte a nuestra lista de correo?

Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages
Scroll Up Ir al contenido