La Misión de la ONU hace publico su informe, que señala al Polisario como “la fuerza política dominante en el territorio” añade “la población estaba categóricamente en contra de las reivindicaciones territoriales de Marruecos y Mauritania”. Denuncia también las manipulaciones españolas.