Actualizado el sábado, 30 diciembre, 2023

El Tribunal Internacional de Justicia de La Haya emitió su dictamen: «no hay vínculos de soberanía entre el Sáhara y Marruecos, solo lazos jurídicos y religiosos. Solo algunas tribus muy concretas rindieron vasallaje en el pasado al sultán. Debe aplicarse por tanto, el principio de autodeterminación». Hassan II se dirigió al pueblo por televisión falseando el contenido del dictamen. Anunció la Marcha Verde. La formaron  unas 350.000 personas, cifra que equivalía a la de los nacimientos anuales en Marruecos. El rey se refirió a esta marcha como “la cosecha de un año” y por tanto “sacrificable”.

Ir al contenido