Marruecos reconoce sus fronteras con Argelia que en 1962 fueron escenario de la “Guerra de las arenas”.