El papa recibió en audiencia privada a un grupo de niños saharauis que están pasando las Vacaciones en Paz en Italia, invitados por la asociación “JAIMA saharawi” de la provincia de Reggio Emilia.