El Consejo General de la Abogacía Española presentó su informe de misión de observación en el Sahara Occidental que hizo en noviembre y diciembre de 2005, durante el procesamiento de los defensores saharauis de derechos humanos. El documento de 60 páginas revela graves violaciones del derecho y destaca las torturas, la parcialidad de los jueces y la intervención de policías y militares en la sala del tribunal. Por otra parte, el informe denuncia que el derecho penal marroquí sea aplicado en un territorio no autónomo y deplora la pasividad de la MINURSO ante esta violación del derecho internacional.