Creación del campamento de Gdeim Izizk. El 10 de octubre, un grupo de ciudadanos saharauis plantaron la primer jaima en el desierto, al oeste de El Aaiún, en el Sahara Occidental ocupado. Este acto se realizó para protestar contra las malas condiciones políticas, económicas y sociales en que viven los saharauis desde hace más de cuatro décadas bajo la ocupación del régimen marroquí.